Páginas vistas en total

Follow by Email

traductor

miércoles, 14 de marzo de 2012


FILOSOFÍA MODERNA
INTRODUCCIÓN.
Esta semana terminé de leer uno de los libros más fascinantes. Fue la primera vez que sentí la necesidad de volverlo a leer y en eso estoy, releyendo, ya voy por el capítulo 25.
Hace un mes apareció Fedra con un libro: “Filosofía y el barro de la historia”. En octubre del 2010, mis hijas me regalaron para mi cumpleaños numero 47 el libro: “Peronismo. Filosofía política de una persistencia argentina”. A los 15 días me lo había devorado, fue muy interesante leerlo porque fundamenta ¿por qué el peronismo después de 50 años, sigue siendo el partido de poder?
Este año me enteré que Feinmann había editado este libro Filosofía y el barro de la historia, y como soy un asiduo seguidor del programa “Filosofía aquí y ahora” por el canal encuentro, le comente a Fedra de mi interés de leerlo y por supuesto, como una excelente esposa cumplió con mi deseo y se apareció con el libro.
Deslumbramiento es el término que utilizo para expresar mi sentimiento una vez finalizada mi lectura. Obnubilación del entendimiento que provoca la fascinación por alguna cosa. Esto es lo que siento.
El libro trata el pensamiento de los grandes filósofos que dio la modernidad: Descartes, Kant, Marx, Niesztche, Heidegger, Sartre, Foulcault, Adorno y Horkheimer, Benjamín. Todos estos apasionantes filósofos que revolucionaron el pensamiento del mundo, nos enseñan a reflexionar sobre ¿Qué es la filosofía? Como la madre de toda emancipación, el saber totalizador, el saber de todos los saberes. La filosofía más que a responder viene a preguntar. Desde allí inicia el análisis de las distintas corrientes de pensamiento: racionalismo, empirismo, existencialismo, fenomenología, estructuralismo, posestructuralismo.
´
DESCARTES

Con Descartes se inicia la filosofía moderna. En 1637, con el “Discurso del método”, se inicia la separación del pensamiento racional del religioso. Este filósofo héroe del pensamiento da inicio a lo que un siglo después se convertía en el Período de las Luces, Iluminismo o Ilustración, pensamiento fundamentado desde la razón humana. Aparece el hombre cartesiano, ese ser racional, fundamento de la burguesía como clase social en ascenso que da inicio al capitalismo, que centra a Europa como centralidad y que expolia la periferia (acumulación de riqueza), para hacer la revolución industrial. Marx lo explica muy exhaustivamente en su libro el Capital, cuando desde el descubrimiento de América, Colón descubre América para los europeos. El oro y la plata extraídos desde nuestro continente servirán para desarrollar el capitalismo incipiente de Gran Bretaña, a través de sus héroes piratas que les arrebataban los minerales a los españoles para financiar el desarrollo industrial. Pero con el capitalismo, la filosofía moderna da nacimiento a la ciencia y  la técnica. El hombre se separa de Dios y comienza a apropiarse de los recursos de la naturaleza y a explotar a los hombres. El hombre comienza a ser el autor de su propia historia. Un día descartes comenzó a dudar. Descartes no parte del asombro, como lo hacían los filósofos griegos, surge de la duda de toda la teología medieval, del aristotélico tomismo, de las verdades evangélicas, de la inquisición y en última instancia dudó de dios. “Pienso luego existo”, comienza a dudar desde una conciencia libre. El dudar da la libertad para ser crítico de la realidad. Descartes descubre la subjetividad. Es el hombre de la modernidad el que sale a buscar nuevos mundos. Este es el hombre capitalista que con Colón descube América para Europa. Es decir que lo que hace Descartes es poner al hombre en la centralidad, el hombre es el sujeto capitalista de la historia. Aparece la corriente filosófica denominada “humanismo”, el hombre desplaza a Dios. El humanismo es “una concepción que hace del hombre el punto de partida epistemológico fundamental”. Es el pensamiento científico sobre la realidad. El cogito cartesiano, la razón, la conciencia humana, va a ser puesta en duda por el inconsciente de Freud, que es todo aquello que no pasa por la conciencia, no es ni conocido ni controlado por la conciencia. Es decir que esa conciencia que Descartes lo piensa como algo transparente es puesta en duda, porque hay actos que la razón no puede controlar y esos son los impulsos del inconsciente. El inconsciente de Freud hiere el narcisismo cartesiano. También Descartes no aclara bien la res extensa, no demuestra la existencia de dios dejando de lado la subjetividad, lo demuestra a partir del cogito, Descartes dice: “dado que existe en mí subjetividad, en mi pensamiento, en mi cogito, la idea de la perfección, entonces debe de existir un ser perfecto”… Es decir que demuestra la idea de un ser perfecto porque existe en la conciencia la idea de la perfección. Es el pensamiento humano quien demuestra la existencia de Dios.
La filosofía es la historia de los desarrollos históricos en los cuales los filósofos forman parte de ellos. Descartes es aquel filósofo que expresa la subjetividad          capitalista, el sujeto capitalista, al hombre del capitalismo. Para eso tiene que darse todo un proceso histórico, en el cual el descubrimiento de América, Copérnico, Galileo Galilei, Giordano Bruno cuestionan la teología medieval. Surge asi el “Ergo sum cartesiano” “pienso luego existo” es partir del sujeto como punto indubitable del conocimiento de la realidad.
El partir del sujeto es lo que se denomina como Filosofías idealistas. Que son las filosofías que parten del yo para conocer la realidad.